Kursy językowe Poznań
Kursy Poznań
Znajdujesz się w: www.portoalegre.pl  »  Artykuły  »  Otra vez tuve que suspender mis Crónicas Gallegas
Otra vez tuve que suspender mis Crónicas Gallegas

AnJa

...pero no totalmente. En Galicia se dice que hay un gallego en cada rincón del mundo... al adaptarla podríamos decir que casi en todo que nos rodea podemos encontrar un poco de Galicia - ya veréis que también es el caso del presente artículo.

Hace algunos meses en casi todas mis clases vimos fragmentos de Abre los ojos . El objetivo de la actividad variaba según el nivel de mis alumnos: con unos practicamos el pretérito perfecto, con otros aprendimos un poco del lenguaje coloquial y repasamos el vocabulario de las actividades cotidianas, pero con todos nos acercamos un poco a la cultura española.

Ahora voy a contaros más o menos lo que pasaba en todas las clases. Antes de ver la película les hacía a mis alumnos una serie de preguntas:

AnJa: ¿Alguien ya ha visto esta película?
La clase : (Todos demuestran una admiración absoluta por las paredes, el suelo, sus propios zapatos...)
AnJa: Bueno. ¿Y sí dijera Vanilla Sky ?
La clase: (Se despiertan del letargo y de repente, entre los murmullos, alguien grita: ¡Tom Cruise!)
AnJa : ¡Bravo! Pero aquí os tengo... ¿sabéis que es un remake de Abre los ojos ?
(¿Os ha ocurrido alguna vez decir algo y querer huir al ver las caras de vuestros oyentes que parecen estar transformándose mostrando los ojos cada vez más grandes y la expresión mímica cada vez más parecida a un ni me atrevo a decir qué ?.)
La clase: (...mostrando los ojos cada vez más grandes y la expresión mímica cada vez más parecida a un ni me atrevo a decir qué ...)
AnJa: Abre los ojos fue escrita y rodada en España por un director español y con actores españoles y sólo después comprada y rehecha por Tom Cruise (que conste: la película pierde mucho al sustituir Eduardo Noriega de la versión original por Tom Cruise...). Estoy más que segura de que conocéis otras películas del mismo director: Tesis o Los otros protagonizada por Nicole Kidman...
Ahora vosotros mis queridos lectores os encontráis en el lugar de mis alumnos... ¿de quién estoy hablando?
La famosa ceremonia, la alfombra roja y entre los más famosos de los más famosos un español - precisamente este hombre es el que esta noche oirá "la frase" tan esperada por todos los cineastas (digan lo que digan después o antes sobre el comercialismo de los Oscars).

And the Oscar goes to Alejandro Amenábar for "The Sea Inside"...
La noche del 27 de febrero de 2005, tras haber ganado todos los premios más importantes del viejo continente, Alejandro Amenábar recibió la estatuilla a la mejor película de habla no inglesa. La película con la que se hizo con el Oscar es "Mar adentro" - que en mi opinión es muy buena, aunque no es su mejor película sino exactamente una de las que le gustan a la Academia.

En tres palabras
Pero llegó el tiempo de dar la respuesta a la pregunta más importante de este artículo: ¿quién es este misterioso personaje que se esconde al otro lado de la cámara?
Alejandro Amenábar, hijo de un chileno y una española, nació en Santiago de Chile en 1972 . Quince días antes del golpe de estado de Pinochet, su familia había emigrado a España. En 1990 Amenábar inicia estudios en la facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, especialidad en Imagen, carrera que no llegó a finalizar al meterse de lleno en el mundo cinematográfico. En 1991, con 19 años, presentó su primer corto, La cabeza , para seguir después con Himenóptero (1992), Tesis (1995), Abre los ojos (1997) y Los otros (2001). Entre todas estas películas Amenábar, conocido también como "Orsoncillo" llegó a ejercer l as funciones de director, guionista, editor, actor, músico, operador de cámara, editor y compositor musical... eh... uno puede deprimirse sólo de pensar en las cosas que hizo este hombre cuando tenía nuestra edad.
En cuanto a la parte gallega de este artículo... La última película de Amenábar Mar Adentro cuenta la historia del gallego Ramón Sampedro, quien pasó casi treinta años postrado en la cama al cuidado de su familia luchando día tras día por poder controlar su vida y sobre todo su muerte. La frase que mejor describe la actidud de Ramón será que él quería la vida tanto que decidió morir aunque nunca obtuvo el permiso oficial para poder hacerlo legalmente. Lo cierto es que Ramón Sampedro empezo un debate nacional sobre la eutanasia - un debate que ahora ha reiniciado Amenábar en el foro internacional.
Yo vi esta película con un cariño especial,- un cariño que despiertan en mí el paisaje y el acento gallego -, y os recomiendo verla aunque no sólo por el paisaje o el acento gallego.
Y por favor no olvidéis que existen otras películas de Amenábar...