Kursy językowe Poznań
Kursy Poznań
Znajdujesz się w: www.portoalegre.pl  »  Artykuły  »  El español del archipiélago canario - primera parte.

El español del archipiélago canario - primera parte.

 

Introducción

        El archipiélago canario está compuesto por ocho islas habitadas, por una parte Tenerife, La Gomera, y El Hierro que forman Las Canarias Occidentales pertenecientes administrativamente a la Provincia de Santa Cruz de Tenerife y por otra parte por Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote constituyentes Las Canarias Orientales con Provincia en Las Palmas de Gran Canaria. También, hay que contar con un islote – La Graciosa, situada frente a las costas norteñas de Lanzarote, el cual es el único que cuenta con un pequeño número de población y que supone la octava isla habitada.
        Cabe advertir que lo que se domina como el español de Canarias no presenta una unidad homogénea como se podía creer, sino más bien una unidad heterogénea que cambia en todo el archipiélago y que constituye un conjunto de formas distintas de utilizar el español.
Se puede decir que del todo el conjunto de islas, las periféricas son mucho más conservadoras que las centrales, ya que han estado siempre apartadas de todo lo que traía consigo el desarrollo, y sobre todo el progreso.
        Desde el principio hay que dejar claro, que las hablas canarias no forman un dialecto, como se suele entender, ya que ni sus rasgos fonéticos, ni su sintaxis o su morfología son tan diferentes del español estándar como para que se pueda hablar de la independencia idiomática. Por consiguiente, hay que catalogar las hablas canarias como este tipo de modalidades que pertenecen a las hablas hispánicas meridionales, o sea a una gran y compleja entidad lingüística a la cual pertenecen también por ejemplo el extremeño del sur, el andaluz, el murciano y por supuesto el español de América.


Diferentes puntos de vista respecto al español de Canarias.

        La identidad lingüística canaria siempre ha sido y sigue siendo un factor bastante inquietante. Esto se debe a que para determinadas personas de tendencia política independista, el pueblo canario habla una lengua propia, que no tiene nada que ver con el español peninsular. También, hay quien opina que las hablas canarias son una lengua atlántica, debido a su posición geográfica y por sus rasgos fonéticos, gramáticos y léxicos diferentes de los que hallamos en el español normativo de la Península. Se puede encontrar también a este tipo de personas para quienes las hablas canarias no es más que una lengua criolla debido a su mezcla de elementos españoles, portugueses y guanches. Por último, están los que defienden la idea de que esas hablas forman una lengua hablada por los aborígenes canarios, aunque pronunciada con sonidos castellanos. Por supuesto, hay también gente del nivel más bien culto y en general son personas del mundo académico y las que poseen un nivel bastante alto de educación, quienes opinan que el español de Canarias no es más que español con sus ciertas particularidades regionales.
        Hay que rechazar la opinión de quienes creen que las hablas constituyen una lengua atlántica- ya que aunque el español de Canarias posee sus rasgos fonéticos, gramáticos y léxicos distintos de las hablas peninsulares, éstos no afectan en lo esencial a la modalidad canaria y no hacen de ella una lengua nueva. Por otra parte, los que tratan las hablas canarias como una lengua criolla, tampoco tienen razón, ya que a parte de un número de prestaciones léxicas del portugués y del guanche- las hablas canarias no han desarrollado ni han modificado su estructura fónica, gramatical y léxica por la influencia de esas lenguas lo que constituye un elemento indispensable para poder tratar una lengua como un ejemplo de la lengua criolla. Tampoco es verdad, que el español canario sea una lengua guanche con sonidos castellanos, ya que no es posible que una lengua pueda hablarse con sonidos de la otra.

 

Sylwia Szopa