Kursy językowe Poznań
Kursy Poznań
Znajdujesz się w: www.portoalegre.pl  »  Artykuły  »  El español del archipiélago canario - segunda parte.

 

El español del archipiélago canario - segunda parte.
 
Rasgos de la modalidad canaria
 
En lo que se refiere a las características principales del español de Canarias, lo primero que llama atención en comparación con pueblos peninsulares, es el acento del los isleños, que se podría calificar como dulce. La fonética de esta modalidad lingüística se acerca a la de los pueblos como el andaluz o del pueblo chileno, donde este carácter tan suave del hablar es visible. De los factores más destacables de la fonética es el seseo, el yeísmo, la asimilación de r y l y también de r y n, la aspiración de la s en posición implosiva o el carácter abierto de las vocales por la pérdida de la consonante en posición final entre otros.
El léxico también presenta bastantes diferencias, y tampoco es uniforme en todas las islas, ya que existen términos procedentes de distintas lenguas de mayor o menor uso en cada isla.
De los rasgos gramaticales se puede señalar como peculiares tales como la variación genérica en los sustantivos, el uso diferente del pretérito indefinido y pretérito perfecto, la utilización de la segunda persona plural en los pronombres personales lo que afecta también al uso de las formas verbales y de los pronombres posesivos. Todo esto mencionado nos demuestra el hecho de conservar usos en las hablas canarias, que ya no están vigentes en el español estándar, pero que fueron corrientes en otras épocas anteriores de la lengua. Por lo tanto, en este caso se puede hablar de los arcaísmos y de su uso dentro de las hablas canarias.
 
Historia de las hablas canarias
 
El idioma hablado por la población prehispánica en las islas procedía del beréber, lengua que pertenecía al grupo camita, una de las familias lingüísticas más viejas del continente africano. Después de la conquista de las islas y la muy fuerte represión cultural, se borró todo lo que pertenecía al patrimonio lingüístico y cultural de los pueblos indígenas que hasta el siglo XV vivían aún sumidos en la Edad de Piedra.[1] Sin embargo, antes de desaparecer, estas lenguas indígenas dejaron sus huellas, sobre todo en el léxico del español de Canarias, como la palabra amolán especie de mantequilla, gofio harina de grano tostado o gena mochila hecha con piel de cabra. La mayoría de estas palabras pertenece a los objetos de la vida pastoril, que constituyó una actividad fundamental de las sociedades aborígenes en Canarias.
Los primeros contactos entre europeos y canarios se remontan al siglo XII, que es cuando en el año 1341 los portugueses armaron su primera gran expedición. Diez años más tarde, en 1351 se fundó el primer obispado en Gran Canaria. De los testimonios de esta expedición sabemos que los canarios que entraban en contacto con los europeos y que se relacionaban entre varias islas tenían que comunicarse mediante gestos.
Los orígenes del español de Canarias se remontan al siglo XV, que es cuando el Reino de Castilla emprendió su decisiva salida y conquista al Atlántico, y posteriormente incorporó definitivamente a Canarias a la corona castellana. Sin embargo la documentación destacable es a partir del siglo XVI, que es cuando se produce la auténtica gestión colonial de las islas con la Península. Primero quedaron sometidos Lanzarote, Fuerteventura, El Hierro, luego La Gomera, mucho más tarde Gran Canaria y La Palma. La última fue Tenerife en el año 1496. El resultado de este sometimiento se vio a finales del siglo XVI cuando la población autóctona, la cual fue muy primitiva y apenas pasaba del pastoreo de las cabras, ya quedó cristianizada en casi su totalidad. La aculturación alcanzó de la manera mucho más rápida a aquellos indígenas que vivían en contacto con los pobladores europeos que a los que habitaban en zonas aisladas. Como era de esperar, la fusión racial entre guanches y castellanos se produjo desde el primer momento, ya que los primeros conquistadores que llegaron a las islas no traían consigo mujeres.
Toda esta empresa llevada a cabo por la Corona de Castilla coincidió con el descubrimiento de América por parte de Colón, donde la posición estratégica de Canarias desempeñó un papel muy importante. En aquel momento y hasta hoy en día, Las Islas Canarias disfrutan de una situación geográfica bastante privilegiada ya que forman una especie de enlace en cuanto a los aspectos económicos, lingüísticos y administrativos entre la Península y América.
 
[1] Marcial Morera, Las hablas canarias. Cuestiones de lexicografía… p. 23
 
 
Sylwia Szopa
 
Pani Sylwia jest nauczycielką języka hiszpańskiego. Współpracuje ze Szkołą PORTO ALEGRE od lipca 2009 r. Obecnie jest doktorantką na Universidad de Salamanca, w Hiszpanii. Specjalizacja: nauczanie języka hiszpańskiego.