Kursy językowe Poznań
Kursy Poznań
Znajdujesz się w: Porto Alegre  »  Artykuły  »  CAMINO DE SANTIAGO: Una serie de miradas al norte de España - 4 parte

CAMINO DE SANTIAGO (IV): León


    El Reino de León fue durante varios siglos el estado cristiano más importante de España. Había surgido del primer reino cristiano creado tras la conquista de los musulmanes, el Reino de Asturias, creado en el siglo VIII en las montañas de la Cordillera Cantábrica. El Reino de Asturias tenía su capital en Oviedo, pero se transformó en el Reino de León al conquistar la ciudad de Léon y convertirla en su nueva capital, en el año 910. De León surgieron después los reinos de Galicia y de Castilla, que se acabaron uniendo todos más tarde bajo la Corona de Castilla. El país que hoy llamamos Portugal era también parte de León, pero se independizó de él en 1139.
   Asturias y León son dos regiones que comparten mucha de su historia y de su cultura. En la antigüedad formaban el territorio de los Ástures, unas tribus que dieron bastantes problemas a los romanos. Fueron de los primeros territorios en ser reconquistados, y en ellos se hablaba un idioma romance distinto del castellano (algunos lo llaman asturiano, algunos leonés, y otros astur-leonés) que aún sobrevive en Asturias y en algunos pueblos de las montañas leonesas.
   El primer pueblo importante del Camino de Santiago en León es Sahagún, a 370 kilómetros de Santiago. Tiene un puente de piedra de origen romano y varias iglesias, una de las cuales sirve de albergue de peregrinos. En el pueblo, como en muchos otros del Camino, puede verse la tosca arquitectura de los pueblos de la meseta norte española: casas de dos pisos de adobe (una mezcla de barro y paja), con muros gruesos y muy juntas unas con otras. A 40 kilómetros de Sahagún se encuentra Mansilla de las Mulas, que conserva una muralla medieval con una puerta por la que pasan los peregrinos. La muralla rodea al pueblo hasta la orilla del rio Cea, donde está un puente medieval por el que también pasan todos los peregrinos a Santiago. Mansilla de las Mulas era un mercado muy importante en la época medieval, y tenía su feria principal el día de San Martín, el 11 de noviembre. Alrededor de esa fecha es cuando suele hacerse en la meseta española la matanza, es decir, cuando se sacrifica a los animales (principalmente cerdos) para obtener carne. En los pueblos se dice que “a todo cerdo le llega su San Martín”.
   En los pueblos también se dice que el cerdo es un animal del que se aprovecha todo. Es cierto: de su sangre se hace morcilla, su piel se convierte en cuero, su grasa en manteca, su carne se convierte en filetes, chuletas, o jamones. Los chorizos y salchichones se realizan con carne de cerdo picada, metida dentro de las tripas del animal. Y del cerdo se comen también sus orejas, su morro y hasta sus patas (que suelen llamarse “manos de cerdo”).
   Cerca de Mansilla de las Mulas está el monasterio de San Miguel de Escalada, uno de los edificios más antiguos de España. Se construyó en el siglo X, y se mantiene tal y como entonces. Es un edificio muy interesante porque fue construido con restos de edificios romanos y visigodos, y el resultado es muy curioso. Por decirlo de alguna manera, es un ejemplo de reciclaje arquitectónico.
   Saliendo de Mansilla de las Mulas, a 310 kilómetros de Santiago está la ciudad de León. Al igual que Burgos, es una ciudad con una gran importancia histórica, y las dos compiten entre sí por culpa de sus catedrales. La catedral de León comenzó a construirse en 1205, antes que la de Burgos, pero por culpa de una serie de terremotos, incendios y problemas de construcción estuvo en obras hasta el siglo XIX. La gran joya de la catedral de León son sus vidrieras. Toda la catedral está cubierta con unas de las vidrieras más antiguas del mundo, varias de ellas originales del siglo XIII. Como la catedral tuvo muchos problemas de construcción, existe una leyenda que dice que la catedral no pudo terminar de construirse por culpa de un topo que por las noches removía la tierra bajo la catedral. Dice la leyenda que finalmente lograron cazar a ese topo gigante, y que su piel está colgada encima de una de las puertas principales... Lo más curioso es que en los últimos años se ha analizado esa famosa piel y los expertos han llegado a la conclusión de que no es de un topo, sino de una tortuga marina.
   León fue fundada en tiempos de los romanos como un campamento militar, y aún conserva sus murallas y sus torres (que en León se llaman cubos). Es una de las ciudades con más monumentos y lugares de interés del Camino de Santiago. Además de la catedral, que es una obra maestra del gótico, en León está también la llamada “capilla sixtina” del románico: la Basílica de San Isidoro. La Basílica es un antiguo monasterio en el que se encuentra el Panteón Real donde están enterrados los reyes de León. Durante la guerra de Independencia contra Napoleón, el ejército francés guardó sus caballos dentro de la iglesia y utilizó los ataúdes de los reyes para dar de comer a los animales. Pero por suerte no hicieron nada con el techo del panteón, donde están los mejores frescos románicos del mundo. La Basílica también tiene privilegios religiosos: tiene una puerta especial para peregrinos, la Puerta del Perdón, que únicamente se abre en años Jacobeos (los años santos en los que el día de Santiago es domingo). En la Edad Media, los peregrinos enfermos podían recibir el perdón de los pecados al pasar por esa puerta. Muchos peregrinos enfermos no conseguían llegar a Santiago.
   Además de estos dos edificios, en León está la antigua sede de los Caballeros de Santiago, el Hostal de San Marcos, que durante varios años fue utilizada como cárcel y hoy en día es un hotel de lujo y un museo. También está en León la Casa Botines, un edificio del famoso arquitecto catalán Antoni Gaudí. León también es un lugar famoso por sus tapas: las calles que rodean a la plaza mayor de León son conocidas como el “barrio húmedo”, con más de 130 bares distintos en los que, además, las tapas son gratis.
   Desde León el Camino de Santiago pasa por pueblos como La Virgen del Camino, Villadangos del Páramo y Hospital de Órbigo. En Hospital de Órbigo existe un famoso puente llamado Paso Honroso, en el que un caballero llamado Suero de Quiñones peleó con más de 300 caballeros y después peregrinó a Santiago para ganarse el amor de una dama. La siguiente ciudad importante en el camino es Astorga, a 260 kilómetros de Santiago.
   Astorga es la capital de una zona conocida como la maragatería. Los maragatos eran gentes que viajaban entre la costa y el centro de España transportando pescado, en especial bacalao seco (dorsz atlantycki, en polaco) y que tenían unas ropas y costumbres propias distintas del resto de gentes de la región. Su “capital” era Astorga, una antigua ciudad romana que además es sede de un obispo. El actual palacio del obispo de Astorga es otro interesante edificio diseñado por Antoni Gaudí. También en Astorga está el Museo de los Caminos, un museo dedicado a los peregrinos.
   En la zona de la maragatería son famosos dos platos: el bacalao y el cocido maragato. Un cocido es un plato típico de campesinos, que se prepara en una cazuela en la que se cuecen verduras, garbanzos y distintos tipos de carne. La gente ponía el cocido al fuego antes de ir al campo, y se cocinaba hasta mediodía, cuando volvían a casa. La manera de comerlo es sacando la carne y la verdura de la cazuela y comiendo primero la sopa, después la verdura con los garbanzos, y por último la carne. Sin embargo, los maragatos lo comen “al revés”, empezando por la carne y acabando por la sopa. Otro alimento típico de León (no sólo de la maragatería) es la cecina, que es básicamente  jamón hecho con carne de vaca (o de cabra) en vez de carne de cerdo.
   A partir de Astorga comienza a verse como cambia la arquitectura, vuelven a verse casas de piedra y el paisaje se vuelve más verde. También van apareciendo cruces de piedra y de madera al lado del Camino de Santiago, muchas veces recordando a peregrinos que no pudieron acabar el camino. Pero esto mejor lo dejo para el siguiente capítulo, en el que viajaremos por las tierras conocidas como “El Bierzo”.

 DANIEL BARRIO FIERRO

 

El Arco de la Concepción en la Mansilla de las Mulas.

 El Panteón Real en la Basílica de San Isodoro en León.