Kursy językowe Poznań
Kursy Poznań
Znajdujesz się w: www.portoalegre.pl  »  Artykuły  »  CAMINO DE SANTIAGO: Una serie de miradas al norte de España - 3 parte

CAMINO DE SANTIAGO (III): Burgos y Palencia

    Una vez dejados atrás los valles de La Rioja y las montañas de Navarra, el peregrino entra en la gran llanura castellana. El paisaje se vuelve todo lo contrario a lo que se ha visto hasta entonces: amplios campos de cereales hasta donde alcanza la vista, un auténtico mar dorado en el que apenas pueden verse algún que otro árbol solitario. Estas vistas inspiraron una de las obras más importantes de la literatura española del siglo XX: Campos de Castilla, del poeta Antonio Machado. El camino a través de Castilla se hace tranquilo y se camina sin dificultades: muchos tramos incluso están asfaltados y circulan en paralelo a carreteras (a veces construidas sobre el trazado de antiguas vías romanas).
    Castilla es una de las regiones más importantes en la historia de España. De hecho, se considera que lo que hoy llamamos España nació a finales del siglo XV con el matrimonio y la unión de los reinos de Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón (los llamados Reyes Católicos). Esta España es el origen del país actual, aunque anteriormente había existido también el territorio romano de Hispania (formado por tres provincias imperiales: Baetica, Tarraconensis y Lusitania) y antes de la conquista musulmana del siglo VIII había existido un reino visigodo que ocupaba toda la península.
   En ocasiones Castilla se ha utilizado como sinónimo de toda España. Al fin y al cabo, la lengua española también se la conoce como castellano. Fue la lengua de Castilla la que se terminó convirtiendo en la más utilizada, al ser la lengua que utilizaban los reyes (primero de Castilla, y luego de España). La región se llama así por ser tierra de castillos, y las fortalezas y alcázares (castillos de origen musulmán) que hay en ella pueden verse hasta en su bandera.
   Al salir de la Rioja, los peregrinos suelen caminar primero hasta Belorado, y al día siguiente llegan a San Juan de Ortega, donde hay un importante monasterio. Al día siguiente el Camino pasa por Atapuerca, dónde puede visitarse el famoso yacimiento arqueológico en el que en 1994 se descubrieron los restos del Homo Antecessor, el homínido más antiguo de Europa. A pocos kilómetros de allí está la segunda gran ciudad del camino, Burgos.
   A 490 kilómetros de Santiago, Burgos tiene unos 180.000 habitantes y es la capital de la antigua región de Castilla la Vieja. Este es el nombre que se le da a una región que corresponde más o menos con el antiguo Condado de Castilla, un trozo del antiguo Reino de León que incluía lo que ahora es Cantabria y parte del País Vasco, llegando por el norte hasta el mar. En el siglo XI el Condado se convirtió en un Reino propio, con capital en Burgos.
   Burgos es muy conocida por su catedral, una obra maestra del arte gótico en España y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La catedral fue comenzada en el siglo XIII siguiendo los modelos del gótico francés, y no fue terminada totalmente hasta el siglo XVIII. Como muchas de las iglesias importantes del Camino de Santiago, tiene una puerta especial por la que entraban en su día los peregrinos, la puerta de la coronería, y en su interior hay una figura llamada Papamoscas que se encarga de tocar la campana del reloj. Se trata de un hombre sonriente, con barba y bigote, que golpea una campana con su brazo derecho cada hora en punto. A su lado, una figura más pequeña llamada Martinillo golpea otra campana cada cuarto de hora.
   También se encuentra en Burgos el monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas (¡no confundir con el monasterio de Santa María la Real en Navarra!), en donde están enterrados muchos de los reyes de Castilla. Además de numerosas iglesias, Burgos tiene un castillo medieval (hoy en día convertido en parque) y un hospital de peregrinos al lado del monasterio de Santa María.
   Otro de los monumentos emblemáticos de Burgos es el Arco de Santa María. Es una reconstrucción de una antigua puerta de la ciudad, realizada en el siglo XVI en honor del Emperador Carlos V de Alemania (Carlos I de España). El arco une la plaza de la catedral con el puente de Santa María, que cruza el río Arlanzón.
    Burgos, aparte sus muchos monumentos y museos, es conocida por su morcilla (salchicha de sangre y cebolla), hecha con arroz y que se parece bastante a la kaszanka polaca. También es famoso el queso de Burgos, un queso blanco de sabor muy suave que suele tomarse como postre o en ensaladas. Y por último, se cree que Burgos fue el lugar de nacimiento del gran héroe de la reconquista española, Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador. El Cantar del Mío Cid, el poema medieval español más importante, cuenta como este caballero del siglo XI fue desterrado por el Rey de Castilla, se convirtió en mercenario de los musulmanes de Zaragoza, y logró conquistar Valencia por sí mismo.
   Desde Burgos el Camino sigue por pueblos con nombres como Rabé de las Calzadas o Hornillos del Camino, continúa por Castrojeriz (dónde pueden verse las ruinas de un antiguo castillo), y al cruzar el puente entre Itero del Castillo e Itero de la Vega, entra en la provincia de Palencia.
   Palencia está dentro de la zona de Castilla conocida como Tierra de Campos, y servía de frontera entre los reinos de León y Castilla. La capital es Palencia, una ciudad pequeña de 80.000 habitantes, con una interesante y casi desconocida catedral en la que se encuentra el cuadro El martirio de San Sebastián, de El Greco. Sin embargo, el Camino de Santiago no pasa directamente por Palencia, sino que lo hace por otros pueblos como Frómista, o Carrión de los Condes, a 400 kilómetros de Santiago. Allí existe un importante Hospital de Peregrinos. Hoy en día estos hospitales se han convertido en albergues, pero antiguamente eran verdaderos hospitales en los que se curaban las enfermedades de los peregrinos. Eran tiempos difíciles, y bastantes personas enfermaban de gravedad y morían en el camino.
   Tras pasar una noche en el albergue de Carrión de los Condes, los peregrinos continúan hasta Ledigos, al lado de la llamada “Autovía del Camino de Santiago”,  una carretera que circula en paralelo con el camino, y pasan la siguiente noche en Sahagún. Pero de eso ya hablaremos en el siguiente capítulo, porque Sahagún se encuentra ya en las tierras de otro antiguo reino medieval: León.

DANIEL BARRIO FIERRO

La catedral de Burgos

Carrión de los Condes